viernes, 24 de octubre de 2014

A Rubén Darío (Soneto alejandrino)


Cuánta sapiencia existe, tus liras nos lo dicen.
¡Oh, príncipe de letras de mente prodigiosa!.
Tu palabra es el verso. Tu historia es fabulosa,
y haces que los dioses de tus odas se hechicen.

Que se ricen los mares, que los mares se ricen
cuando la bella Erato con su voz amorosa
declame tus poemas y tu profana prosa.
Éxtasis de ilustrados, los mares te bendicen.

¡Oh, colosal poeta de lengua castellana!,
que te arrullan los mares y te besa la espuma,
le canto al cisne blanco, también a la manzana

emulando tu copla que todo lo perfuma,
exquisito primor, adorno y filigrana,
se comieron los cielos la gracia de tu pluma
maravilla es del cielo la gracia de tu pluma.

Chelo Álvarez
23/10/2014

4 comentarios:

Julia L. Pomposo dijo...

¡Genial!,me ha encantado este homenaje a uno de mis poetas favoritos.
Abrazos

Julia L. Pomposo dijo...

Tus sonetos son geniales,Chelo

AMBAR dijo...

Bueno, no comento en todos pero ya lo he repasado todo.
Un abrazo.
Ambar

Maria Ines Arrabal (Princesmain) dijo...

Excelentes poemas, querida amiga. Valga este comentario para añadirlo a todos. Te felicito. Abrazos.

Seguidores