domingo, 2 de octubre de 2016

Dios Hijo, Redentor del mundo

 

Dios Hijo, Redentor del mundo

Ante ti me presento, Jesús mío,
postrándome a tus pies arrodillada,
es tan grande, Señor, mi desvarío,
no me dejes, que tengo el alma helada.

Hoy llego sola, triste, desmayada,
al notar que entre todo este gentío
solo tú eres verdad, en ti confío,
porque estoy de tu amor enamorada.

Aunque el cielo se junte con la tierra,
aunque sequen las aguas de la mar,
aunque no queden aves en la sierra,

te juro, Jesús mío bondadoso,
que dormida, despierta o en reposo,
nunca te dejaré, mi Dios, de amar.

Chelo Álvarez
 

1 comentario:

AMBAR dijo...

Hacía tiempo que no veía nada tuyo, gracias por volver.
Un abrazo
Ambar
Te dejo mi jardín.
http://ambaringles.blogspot.co.uk/2016/09/simple-y-sencilla-no-revoltosa-la.html

Seguidores